Visitas a esta página  

0990377
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana Pasada
Este mes
Mes pasado
Total visitas
143
369
2889
1686
6085
701673
990377

Tu IP: 162.252.58.70
Hoy es: 20-08-2017 Hora: 09:42
   

Examen de documentos dubitados

Detalles

.Normas para el examen de documentos cuestionados

Preparación de los examinadores de documentos para el sistema judicial del siglo 21

Por Rigo Vargas


 

Este artículo muestra cómo las normas creadas para la disciplina de “Examen Forense de Documentos”, han ayudado a los analistas en el trabajo del día a día y en la sala del tribunal. El examen de los documentos cuestionados se ha practicado desde la creación de la escritura en sí, y salas de audiencia en los Estados Unidos han utilizado este género de la ciencia forense durante más de un siglo.

 

 

 

Un fallo judicial de 1993, Daubert contra Merrell Dow Pharmaceuticals Inc.,1 creo cinco factores, no exclusivos, destinados a ser una lista de comprobación, para ayudar a los jueces a determinar, si los métodos científicos del examinador, son fiables o no. Diseñado para simplificar el proceso de admisión de un testigo experto, los cinco factores se utilizaron pronto como un método para descalificar a los expertos forenses a través de un procedimiento de tribunal conocido por muchos en el ámbito jurídico como un desafío Daubert. Uno de los cinco factores, y que es a menudo mencionado por los jueces, es "la existencia y el mantenimiento de normas que controlen el funcionamiento de la técnica." El Comité E30 de ASTM International  sobre Ciencias Forenses y las normas creadas por sus miembros2 han sido de suma importancia para ayudar a los “examinadores forenses de documentos” frente a estos desafíos y para mantener una disciplina forense valiosa y necesaria en las salas de audiencias.

 

 

Breve historia de la escritura manuscrita en los EE.UU.

El examen en los Litigios

Remitido del sistema judicial británico, el examen de documentos siempre se ha permitido en los tribunales de Estados Unidos. En el siglo 20 dos eventos ayudaron a establecer el examen de los documentos como un recurso importante en los litigios. El primero, fue una ley del año 1.913, que permitía a EE.UU.3 la admisión de ejemplares conocidos de escritura manuscrita en las cortes para fines de comparación. Y el segundo, fue el fallo del año 1.923 en el caso “Frye contra los Estados Unidos4”, que declaró que, la opinión de expertos sobre la base de una técnica científica, sólo es admisible cuando la técnica es generalmente aceptada como confiable en la comunidad científica pertinente. La regla o norma Frye, como llegaría a ser conocida, sigue siendo el punto de referencia para muchos tribunales federales, estatales y municipales en los Estados Unidos hoy en día. Fallos de la Corte, como las investigaciones de alto perfil, consolidó la importancia del examen de documentos cuestionados, como una disciplina forense necesaria. Algunos casos como el asesinato de Bobby Franks 19245 , el secuestro en 1932 de Charles Augustus Lindbergh Jr.6 y el secuestro en 1956, de un mes de nacido, de Peter Weinberger.

Breve historia de la E30 y E30.02

El Comité E30 sobre Ciencias Forenses, fue creado en 1970 y en ese momento tenía sólo un pequeño grupo de miembros. Las primeras reuniones eran formales, pero se suavizó en la actitud, con los examinadores para hablar de temas importantes, lanzando ideas en torno a, y decidir qué métodos deben convertirse algún día en normas. El primer estándar producido por El Comité E30, fue el E444, Guía para el alcance del trabajo de los examinadores de documentos forenses, que fue aprobado en 1972.

Desde aquellos primeros días E30 ha crecido hasta incluir a seis subcomités:

  • E30.01 sobre Criminología,
  • E30.02 sobre los documentos cuestionados,
  • E30.05 de Ingeniería,
  • E30.11 sobre Normas Interdisciplinario de Ciencias Forenses,
  • E30.12 sobre Evidencia Digital y Multimedia, y
  • E30.92 sobre Terminología.

En la actualidad el subcomité de documentos cuestionados tiene 231 miembros activos y 18 normas desde su creación.

Aunque inicialmente se creó para establecer metodologías sólidas, promover las mejores prácticas y avanzar en el campo de documentos cuestionados, las normas de ASTM fueron aún más importantes en cuando la fiabilidad científica del examen de documentos, que fue cuestionada por algunos críticos y así como en los cambios en la admisibilidad del testimonio de testigos expertos.

En primer lugar, los críticos.

Los críticos

En 1989, un artículo de una revista juridica de Pennsylvania, artículo de revisión7 escrito por tres profesores de derecho, que suscitaba serias dudas sobre la fiabilidad del examen de documentos cuestionados. Aunque incultos en ciencias forenses y sin entrenamiento formal, los críticos plantearon cuestiones inteligentes en su evaluación y con preguntas nunca antes abordadas por los examinadores de documentos en el campo. En resumen, los críticos afirmaron que la validez del examen de documentos cuestionados, nunca había sido probada, que no existían estudios de validez en la literatura académica y que en la ley, nunca se había requerido que en el campo de los documentos, los examinadores prueben su experiencia. Los críticos citan cuatro estudios de la década de 1.98011.8 , de la década de 1970 uno 12 y otro de la década de 193013 .

Aunque ninguno de los estudios fueron diseñados con el propósito de la validación y estaban llenos de defectos y fallas, como ha sido admitido por los propios críticos, sigue siendo el meollo de las pruebas de los críticos. La mayoría de los examinadores de documentos han prestado poca atención al artículo del año de 1.989. Dado que los autores no tenían formación en ciencias forenses, muy poca práctica, y sin conocimientos técnicos en el campo, no se les considera una amenaza, ni son tomados en serio. Por sí mismo, nunca pudo ser difundido o no el artículo de revisión de la revista. El Comité habría tenido un impacto en el ámbito de documentos cuestionados, pero un fallo judicial histórico, cuatro años más tarde, sería el despertar de todos, el mundo en los litigios forenses, y el examen forense de documentos, sería, uno de los los primeros en experimentar el nuevo reto.

El desafío Daubert

Un punto de vista más liberal para permitir el testimonio de expertos se produjo cuando las Reglas Federales de Evidencia fueron promulgadas en 197514 . Las normas se relacionaban con el testimonios de testigos expertos, y se concedió a la corte, más discreción, como nunca en el pasado, para determinar si un experto se le permitiría testificar, y si su testimonio ayudaría en la investigación de los hechos en el caso. La pregunta ahora es, qué norma se cumple?, la regla Frye o las Reglas Federales, éstas ultimas, más abiertas y menos conservadoras de la Prueba. La respuesta llegó un poco menos de dos décadas después, con una sentencia en un caso de 1993, Daubert contra Merrell Dow Pharmaceuticals Inc15 . En dicha sentencia, al juez se le asignó ahora, el deber de ser el guardián encargado de la función de exclusión de cualquier disciplina científica, que no fuera digna de testimonio en el Tribunal. La sentencia añadió cuatro factores, no exhaustivos, que los jueces deben considerar, al evaluar la admisibilidad de la evidencia científica, además de la aceptación general de Frye. Los cuatro factores son los siguientes:

  • Si una teoría o técnica puede ser o ha sido probado.
  • Si la teoría o técnica ha sido sometido a revisión por pares y ha sido publicada;
  • Si hay una tasa conocida o potencial de error, y
  • Si existen normas que controlan el funcionamiento de la técnica.

Con estos nuevos factores, se pretende dar a los jueces, mayor libertad de acción al momento de decidir si permiten el testimonio de testigos expertos, pero, en un giro extraño, se utilizaron para crear en su lugar, un campo de pruebas más rígido. Daubert ahora se convirtió en una prueba de cada técnica de la ciencia forense, utilizada previamente y aceptado por más de 50 años en tribunales estadounidenses.

Dos casos más se propagarían, en el marco iniciado por Daubert: EE.UU. contra Starzecpyzel16 en 1995 y Kumho Tire Co. v Carmichael17 en 1999. En resumen, el caso Starzecpyzel declaró que los factores Daubert, no se refieren a los documentos cuestionados, debido a que el examen de los documentos se basa en la técnica, y no a lo científico, el conocimiento, comparando la profesión de "Los pilotos de puerto" en una reconvención ambigua con respecto a la incapacidad de cumplir con los factores Daubert en este primer desafío. En Kumho, la locuacidad de la Regla Federal 702, se inició de manera que, el testimonio de testigos expertos, incluia conocimientos especializados, científicos, técnicos o de otra índole.

Ningun examinador capacitado de documentos, declararía que, sus prácticas o metodologías no eran buenas, o que su capacidad para distinguir la escritura no era confiable. Sin embargo, en ese momento, la investigación empírica fue mínima y muchas de las prácticas estaban basadas en experiencias anecdóticas. Las tasas de error no se habían establecido y sólo existían unas pocas normas. Esta falta de preparación y la falta de voluntad de algunos abogados de tomar en serio los desafíos Daubert, condujo a que las primeras decisiones de la sala del tribunal fueran decepcionantes. El uso de Daubert como arma procesal, fue una estrategia común de la defensa, para tratar de limitar o excluir en muchas áreas, el testimonio de un experto.

 

Share
   

Próximos Cursos Año 2.016  

   
© Pedro Miguel Lollett R. - Grafotecnica.Net