Visitas a esta página  

0990392
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana Pasada
Este mes
Mes pasado
Total visitas
158
369
2904
1686
6100
701673
990392

Tu IP: 162.252.58.70
Hoy es: 20-08-2017 Hora: 09:43
   

Demostración Objetiva de la Presión Escritural

Detalles

Presión Escritural

 

 

 

 

 

 

 

Demostración Objetiva de la Presión Escritural.

El presente artículo, es una reproducción parcial del aporte suministrado a la AIEED, como parte de nuestra intervención en el taller de Trabajo "Puesta en evidencia la presión en los grafismos".

Actividad de investigación que promovió la Academia Internacional de Expertos en Escrituras y Documentos, donde participaron diversos expertos de varios países, y cuyas conclusiones fueron expuestas en el Congreso de la AIEED celebrado en Barcelona - España, donde dicha metodología fue acogida y validada por la totalidad de los expertos internacionales que asistieron a dicho evento.

Toda escritura manuscrita, lo que incluye el acto de firmar, es una acción gráfica, donde actúa de manera simultanea o con extrema sincronización una relación neuromuscular, dando como resultado, la realización de movimientos gráficos.

Es una resultante de mandatos cerebrales, ejecutados por movimientos musculares (flexión, extensión, rotación). Esta combinación e ínter actuación neurofisiológica, permite la realización del acto de escribir y/o firmar de manera manuscrita.

Esa conjunción, que permite la acción gráfica, vale decir, el complejo sistema neurofisiológico, da lugar a los llamados automatismos del ejecutante o automatismos gráfico....movimiento involuntario, sustraído al control consciente, o acto de escribir sin prestar atención a la ejecución de las formas escritúrales ya aprendidas.

Estos automatismos se traducen en signos invisibles que quien escribe, no percibe o se percata de los mismos, confiriéndole a la escritura manuscrita una identidad, como entidad gráfica; individualidad gráfica que permite identificar al autor de una escritura/firma manuscrita.

Son diversos y variados los automatismos que permiten individualizar la escritura y/o firma manuscrita de una persona, pero existen algunos, que siempre están presentes en toda escritura y/o firma manuscrita, uno de los cuales es “la presión” escritural.

En la identificación de una persona, a través de su escritura / firma manuscrita, la presión es uno de los elementos estructurales de grafismo que siempre esta presente, y que resulta esencial para tales fines.

Conforme a la doctrina en la materia, para unos, la presión es de fácil observación, para otros, no lo es tanto, y demanda mucha observación y ponderación en su estudio y análisis. Ello nos da una idea clara de que, su valoración por parte de los Expertos, esta rodeada de un cierto rango de subjetividad.

La doctrina, también se ha esforzado en presentar una gama clasificatoria del elemento estructural “presión”; clasificación que va, desde la presión extrema o fuerte, hasta la presión débil o lábil, con los correspondientes grados intermedios o graduaciones.

Es oportuno, refrescar la noción o concepto de presión, que en términos generales, es la más aceptada o usada por lo expertos: "Es la fuerza o energía con la que se asienta sobre el receptor, el instrumento escritural para producir o ejecutar la escritura y/o firma manuscrita".

Es un aserto in controvertido, que esta presión, no es constante en una escritura y/o firma manuscrita, esta íntimamente ligada a los movimientos de extensión, rotación y flexión de la parte del órgano humano utilizado para escribir, dando lugar de manera alternativa, a los llamados finos o perfiles y gruesos o magistrales.

En una escritura o firma manuscrita, se produce una especie de “circuito”, en donde habrá unas secciones con más presión escritural que en otras; es como un circuito de una pista de carreras, habrá zonas o sectores donde un vehículo correrá más rápido, y otros sectores donde disminuirá la velocidad y en consecuencia tendrá más agarre en el piso.

Menor velocidad, más presión, mayor velocidad menor presión, y ello aplica para escrituras que en líneas generales siempre habrá, una presión habitual.

Si bien entre Expertos, la determinación de la presión, y su valoración como elemento esencial en una escritura o firma manuscrita, hoy, no presenta mayores controversias, históricamente se ha manifestado y sentido la necesidad de objetivizar este elemento estructural, en los informes o dictámenes periciales, a fin de permitir al “no experto”, jueces, abogados, partes litigantes, profanos, etc, tomar conocimiento de su realidad, y por ende, de su existencia en las escrituras y/o firmas manuscritas sometidas a evaluación o cotejo.

La historia recoge varios e interesantes esfuerzos dirigidos a ese objetivo, entre otros recordamos los de W. Urban, que a principios del siglo pasado, fabricó un dispositivo neumático especial, diseñado para medir la presión durante el acto escritural; es bien conocido el trabajo sobre la presión de Rudolph Pophal..."Grafología basada sobre la fisiología motriz"; los aportes de Ludwig Klages presentando una sistemática de índices para su determinación; de citar es también, la Balanza ideada por Kraepelin para medir la velocidad y la presión de los movimientos gráficos; el trabajo realizado por Meyer, el cual sobrevive en algunas escuelas grafotécnicas; y de cuño más actual, el uso de tableros digitales, que permiten recoger la acción escritural, y conforme a su configuración y/o capacidad de captación, identificar y determinar, por sistemas arbitrarios pre-establecidos, una graduación de la presión ejercida sobre el tablero en la acción escritural.

Los diversos sistemas judiciales del mundo, han mostrados visibles variaciones en cuanto a sus particulares procedimientos, modos o formas de valorar la evidencia que les es presentada. La ciencia como tal, debe y tiene que ser imparcial en todo ámbito, y particularmente en el judicial, es su obligación probar que, la evidencia física, es lo que se dice es y no otra cosa.

No puede ni debe, la opinión del Experto Forense, sustituir o remplazar a la evidencia misma; debe, solo mostrarla en su plenitud informativa, documentativa y/o demostrativa, solo develarla y presentarla objetivamente.

Es nuestra obligación, nuestro deber, el poder mostrar de manera plena, objetiva e in controvertida, los hallazgos encontrados en nuestra actividad pericial, que respalde de manera fácilmente perceptiva para todos, nuestros dichos en las conclusiones, con los hechos que revelan; este aporte, hoy, lo propone con este elemento estructural, LA PRESIÓN, pero deberá hacerse con todo y en todo, del amplio espectro de asuntos del cual se ocupa o atiende el Experto Grafotécnico, y los demás expertos en las demás disciplinas de la Criminalística.

Al aprovechar las amplias facilidades que hoy nos ofrecen la tecnología y la ciencia, podemos hacer un mejor servicio a la justicia, fin último de nuestra actividad. La metodología que presentamos, es una sistemática, de como puede ser puesta en evidencia la presión de los grafismos, la cual no altera en forma alguna, los documentos estudiados, vale decir, no es destructiva, es simple y rápida, cualquier experto bien equipado (un Laboratorio con el equipamiento requerido para poder actuar en el medio judicial) la puede ejecutar, su demostración es objetiva, y puede ser repetida y verificada muchas veces. Se basa en la utilización de Análisis Multiespectrales, en nuestro caso hemos utilizado el Sistema de Análisis Multiespectral ExpertSys®, con el que, mediante la aplicación de radiaciones infrarrojas, juegos de luces de alta intensidad y un actualizado programa informático, se revela el circuito liberado de la presión ejercida en una particular escritura y/o firma manuscrita, que luego mediante la aplicación de la misma metodología a la o las firmas o escrituras cuestionadas, permitirá el cotejo de los circuitos de presión descubiertos.

Para una mayor ampliación y conocimiento de esta metodología, sugiero se adquiera la monografía publicada por la Academia Internacional de Expertos en Escrituras y Documentos - AIEED, institución internacional, que realizó la totalidad de la investigaciones, pruebas y validación internacional de esta nueva metodología, al frente de la cual, esta el Dr. José Luís Balbuena Balmaceda, quién coordino y verifico todo el proceso en la investigación y experimentación, y fue quién inicialmente propuso la línea investigativa; o en su defecto, solicitar información en la Asociación Venezolana de Expertos en Firmas Escrituras y Documentos AVEFED, institución que en Venezuela, y por nuestro conducto, participo muy activamente en dicho proceso de investigación y confirmación.

Esta metodología recibió la validación internacional en el Congreso Internacional de la AIEED celebrado en Barcelona - España, y que le dio cita a un gran cantidad de expertos de diversas partes de mundo.

Pedro Miguel LOLLETT RIVERO

Prohibida la reproducción parcial o total de este artículo, sin la autorización del editor o de la AIEED. Todos los derechos reservados.©®

Share
   

Próximos Cursos Año 2.016  

   
© Pedro Miguel Lollett R. - Grafotecnica.Net