Visitas a esta página  

1008174
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana Pasada
Este mes
Mes pasado
Total visitas
113
490
603
1397
5762
713714
1008174

Tu IP: 162.252.58.70
Hoy es: 23-10-2017 Hora: 13:14
   

Lectura de Segundas Intenciones

Detalles

 

 

 

 

 

 

 

Lectura de Segundas Intenciones.

Entrevista el Experto Pedro Miguel Lollett Rivero, sobre Grafología, y especialmente sobre los alcances y realidades de la Grafoterapia y/o Grafopatología, publicada en sus ediciones de papel y digital, del diario El Universal de Venezuela; Revelando que no existen posiciones extremas ni terminales, sino ponderadas y prudentes, en relación con los aportes que personas y/o instituciones se proponen compartir, en el fascinante mundo de la Grafología.

LECTURA DE SEGUNDAS INTENCIONES 

Diario “El Universal” de Venezuela (Entrevista al Experto Pedro Miguel Lollett en fecha 21 de Octubre de 2.001).

“Sobre la inmensidad de la mente nada hay escrito, y, sin embargo, todo está en lo escrito”. Este pensamiento pertenece a Alex Chifoni, grafólogo español, que durante muchos años se ha dedicado a la disciplina de la grafología, ciencia cuya importante evolución, relativamente moderna, permite acercarse a los rasgos y características de la personalidad y el carácter de la gente. Muchas personas a lo largo del tiempo, han confundido esta disciplina con lo oculto, lo místico, lo cabalístico, lo esotérico, y a veces, hasta con lo teatral.

Sin embargo, en Venezuela existen muchos especialista que se dedican a observar, con un criterio muy riguroso, sistemático y científico, lo que se expresa con la escritura y/o firma manuscrita, según sean los márgenes que se usan, la presión, la velocidad, la dimensión de las letras, su forma, enlaces, intensidad, dirección, continuidad y orden, como complemento para una evaluación psicológica y otras disciplinas o actividades inherentes.

El Dr. Pedro Miguel Lollett, Experto Grafotécnico y Grafoanalista, Presidente de la Asociación Venezolana de Expertos en Firmas, Escrituras y Documentos (AVEFED), señala que la grafología, en términos sencillos es, la disciplina que estudia los aspectos psicológicos de la persona, a través de un análisis pormenorizado y riguroso de su escritura y/o firma manuscrita, cual tests proyectivo de la personalidad. “Todos proyectamos en la escritura, nuestras aptitudes intelectuales y vitales, formas y comportamientos, capacidades, nuestro animo hacia los demás, y las diversas maneras de comunicarnos con el entorno”, indicó Lollett.

La grafología tiene como misión, precisamente, la detección de todos los parámetros psicológicos de la personalidad y el carácter, utilizando como única herramienta la escritura y/o firma manuscrita. De esta forma, se puede lograr un certero análisis del perfil psicológico de cualquier sujeto, sin necesidad de conocerlo o tratarlo personalmente, e incluso, habiendo ya fallecido, puesto que cualquier carta de la que dispongamos de dicha persona, que posea una buena cantidad de escritura e idealmente, este firmada, nos valdrá para un estudio grafológico adecuado y preciso”, puntualizo.

Dependiendo del material de estudio con que se cuente, el análisis de personalidad y carácter, será más o menos profundo y extenso. Desde hace ya bastante tiempo, se usa a la Grafología, no solo para selección de personal a ingresar a una empresa, sino que, inclusive, la grafología forense, se usa por las mejores policías del mundo, para configurar un perfil psicológico del presunto delincuente, en casos de secuestros con cartas de rescate, notas anónimas, etc., perfiles muy similares a los elaborados por el FBI para la búsqueda de criminales seriales, solo que estos se efectúan a partir de la escritura manuscrita que eventualmente suministra o se obtiene del delincuente.

Los generalidad de los grafólogos señalan, que son siempre preferibles para el análisis, las cartas, o cualquier texto que haya sido realizado para que sea leído por otra persona, antes que apuntes, debiendo figurar además la firma, que siempre será, sumamente importante para un estudio más completo y riguroso.

La firma ha sido desde siempre, una de las principales herramientas de estudio de los grafólogos, ya que ésta, con el tiempo y la tecnología, ha venido quedado como la única expresión de puño y letra de las personas, es un aserto incontrovertido en grafología que: “La firma es una biografía abreviada” (Max Pulver).

Tomando la grafología como fuente, han nacido otras técnicas o metodologías, basadas en los mismos principios y fundamentos es decir, la escritura manuscrita, y que intencionan complementar a esta disciplina, indica Lollett.

Hay gente seria y honesta, que estudia, investiga y practica la grafología con rigor científico. En los últimos años, gracias al boom de la llamada “nueva era”, han ganado mayor publicidad, los practicantes de “la grafomancia”, que no es considerada una ciencia sino como una actividad inscrita en lo esotérico, y que busca adivinar o predecir el futuro, a través de la escritura y de una interpretación de la misma, fundamentada en la adivinación, la cábala y la buena ventura ocultista. El yo escritural. Otros métodos o aplicaciones, como la grafoterapia o la Grafopatología, técnicas terapéuticas, que según conforme informan algunas fuentes, han sido reconocidas internacionalmente como medicina natural por la Confederación Internacional de Asociaciones de Médicos Académicos Naturistas, ofrecen analizar psicológicamente a las personas por su escritura, permitiendo detectar cualquier disfunción neurofisiológica que pueda existir en el organismo. Manifestando que: “Una vez conseguido el diagnóstico disfuncional, se procede con la grafoterapia al tratamiento de los trastornos detectados mediante la modificación de los trazos de la escritura, lo que permite canalizar correctamente la energía de la persona”.

El Dr. Lollett en tal sentido expresa: Si bien es cierto que se han logrado algunos resultados significativos y concretos, validos en su aplicación experimental para la grafoterapia, no menos lo es que, los mismos, en mi criterio, no son ni concluyentes ni suficientes para amalgamar de manera definitiva el atributo de ciencia a tales aplicaciones, los resultados obtenidos, en mi opinión, solo permiten alentar la continuidad de las investigaciones en tal sentido. La Grafopatología, ha aportado significativos elementos no solo a la grafología sino a la Grafotécnica, para el análisis de escrituras, pues mediante el estudio profundo de la escritura manuscrita, ha permitido advertir la existencia de alguna enfermedad o patología, que ciertamente se ve reflejada en la forma o manera de escribir. Para algunos entusiastas, el campo de la grafoterapia es muy amplio, tratando de igual modo los trastornos y alteraciones psicológicas que van desde depresión, ansiedad, fobias, estrés, retraso escolar, problemas de conducta y carácter hasta drogodependencias y alteraciones de tipo orgánico como por ejemplo alergias, soriasis, vitíligo, problemas circulatorios y cardiovasculares. Hasta ahora no se ha demostrado estas posibilidades y alcances de manera irrefutable, afirmo Lollett, creer que con la grafoterapia se puede curar desde la caspa hasta los pies planos, pasando por enfermedades como el cáncer o el sida, es exagerar y magnificar en extremo sus logros actuales. No obstante, como indica el propio Lollett, “los resultados e investigaciones de la grafoterapia como rama de la grafología racional, se encuentran en una etapa experimental que requieren de una mayor profundización y estudio”

Share
   

Próximos Cursos Año 2.016  

   
© Pedro Miguel Lollett R. - Grafotecnica.Net